Hay regalos que son especiales

Comunicación, Marketing

Como todos los años, o al menos lo últimos, el estudio de arquitectura Iván Cotado nos sorprende a sus amigos, seguidores y visitantes eventuales con un regalo/sorpresa especial. Los que lo seguimos en las redes sociales somos conscientes de la originalidad de sus regalos y cada año resulta emocionante recibir la «novedad«.

ivancotado

Los regalos de Iván Cotado no suelen ser regalos materiales, de esos que colocamos en una estantería o sobre una mesa. Sus regalos tienen un trasfondo que es lo que los convierte en regalos bellos, únicos y de gran interés… al menos para mi. Recuerdo uno de sus regalos, el que me pareció más original e incluso divertido. Se trataba de una esquela en la que figuraba mi nombre y que todavía guardo en uno de mis archivadores. Aquel regalo macabro solo quería despertar en uno la visión de que todo era efímero y que hay que aprovechar el momento. Como siempre, Iván Cotado conseguía su objetivo.

Este año mi regalo ha llegado tarde y, aunque he visto algún comentario en las redes sociales he querido no mirarlo. Correos a veces funciona bien, ya me entiendes. El regalo de este año es una reflexión, un pensamiento, una actitud, un montón de cosas en un vídeo sencillo y directo.

La pregunta ¿qué te queda por hacer? me ha obligado a revisar mi lista de objetivos y propósitos de vida donde he podido observar muchas cosas que ya he hecho y que me enorgullecen sobre manera. Tales como escribir un libro (llevo dos y camino del tercero), formar mi propia familia (tengo una esposa que vale un Imperio y una princesita que es lo mejor del mundo), y un montón de cosas más, pero en los próximos días o semanas haré algo que me queda por hacer: trabajar para mi mismo bajo mi propio nombre comercial con el que muchos ya están familiarizados.

Posiblemente el 2014 será un año especial, pero lo que tengo claro es que tendré que ir pensando en cosas nuevas por hacer para que mi lista siempre me motive a seguir avanzando hasta que pueda llegar a la edad de 70 años y no me queden muchas cosas por hacer… pues lo interesante es siempre tener algo por hacer.

PD: Iván, ya tengo ganas de conocer tu nueva ocurrencia para las Navidades de 2014, pero antes nos toca disfrutar de un año lleno de aventuras.

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú