¿Virtudes o necesidades?

Emprendedores

Cada día son cientos los nuevos productos o servicios que se ofertan alrededor del mundo entero con la esperanza, por parte de esos emprendedores osados, de captar la atención de los clientes suficientes para que el negocio salga rentable y poder vivir de esa idea brillante que un día se decidió en llevar adelante.

Pues ESTO ES UN ERROR. La gran mayoría de esos osados emprendedores orientan su estrategia de comunicación de forma equívoca provocando que su facturación no sea la esperada y que la rentabilidad de su negocio no vaya por el buen camino.

Virtudes o necesidades

EL ERROR

La forma más habitual de dar a conocer nuestro negocio es resaltar las virtudes que tiene dicho producto o servicio que cada nuevo cliente puede (y debe) aprovechar. Todo emprendedor cree que sus ideas son brillantes y, por consiguiente, sus productos son lo que todo cliente potencial necesita.

EL ACIERTO

Cualquier emprendedor que pretenda tener éxito en un negocio nuevo deberá plantearse la situación de otra forma y pensar primero en las necesidades para luego desarrollar los productos o servicios con las virtudes necesarias para cubrir dichas necesidades.

Caer en el error de adelantar las virtudes a las necesidades provoca que estemos creando un producto o servicio que posiblemente no cubra ninguna necesidad de los clientes potenciales y consecuentemente no sirva para nada. Si un producto no cubre alguna necesidad puede que nadie esté interesado en adquirirlo porque no será realmente útil ni rentable, por lo que si tienes previsto emprender algún negocio deberás hacerlo al revés.

En el caso de los emprendedores locales lo más rentable, aunque pueda parecer una pérdida de tiempo a priori, es realizar un estudio de las necesidades e inquietudes de los empresarios, usuarios y sociedad en general de la zona para detectar aquellos problemas que no tienen solución. Una vez detectados los problemas lo siguiente será buscar posibles soluciones y, de ser posible, escalables para evitar limitaciones futuras. Finalmente, con el producto o servicio que soluciona uno de los problemas deberás darlos a conocer y empezar a vender.

Espero que si vas a emprender pronto te animes a hacerlo de la forma indicada y nos cuentes la experiencia, pues si cubres necesidades siempre tendrás clientes dispuestos a pagar por cubrir dichas necesidades. Y si ya lo has hecho de esta forma sería muy valiosa tu opinión.

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Así es, no es cuestión vender los productos que a ti te gustan, mas bien es vender los productos que tus potenciales clientes necesitan. Simple, pero… muchos no prestan atención a este simple detalle.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.