Neuromarketing, el nuevo marketing

Marketing

La publicidad nos invade en todos los ámbitos de nuestra vida y tomamos decisiones de compra cada día, pero ¿estás seguro de ser tú quien decide? Te avanzo que no. No eres tú quien toma la decisión de compra de forma libre, pues estamos condicionados por el nuevo marketing: el neuromarketing.

Neuromarketing

El neuromarketing es una nueva forma de aplicar técnicas relacionadas con la neurociencia y los sentidos para que las técnicas de marketing sean más efectivas y rentables, pero el neuromarketing no consiste en potenciar únicamente los sentidos como se cree popularmente. El neuromarketing va más allá y la congruencia en todo lo que se aplique debe ser congruente.

La congruencia será lo que hará que todo el potencial de nuestras acciones sobre los sentidos de los consumidores sea coherente y funcional, pues potenciar un sentido afecta inevitablemente a los otros sentidos por lo que conseguir la congruencia en todas las acciones de neuromarketing conseguirá potenciar todos los sentidos de forma uniforme y coordinada evitando el desconcierto en los consumidores y consiguiendo los objetivos que se hayan marcado.

Entre los sentidos disponibles existe uno que destaca sobre los demás en el mundo del neuromarketing, el olfato. El sentido del olfato tiene una característica diferencial respecto a los demás y es que la transmisión de las sensaciones al cerebro son directas y, por lo tanto, más puras. Posiblemente por esto el olfato es el sentido con mayor memoria y si se consigue inducir adecuadamente podremos reforzar nuestra imagen de marca, la percepción de los consumidores y, en definitiva, los sentidos del consumidor.

Como ya he comentado anteriormente aplicar técnicas de neuromarketing sobre un sentido en concreto afectará a los demás y estudios lo avalan. Algunos estudios basados en el tacto, al impregnar con fragancias se potencian las sensaciones positivas y se induce a la elección en base al olfato cuando el consumidor cree firmemente que el tacto ha sido el sentido elector.

El neuromarketing no consiste en modificar nuestras conductas directamente, pues el consumidor se presupone inteligente y libre, pero el hecho de condicionar nuestras sensaciones implican un cambio en nuestra percepción y un cambio lógico en la elección que tomamos ingenuamente en libertad.

¿Crees que tu última compra se ha visto inducida por el neuromarketing? ¿Has captado la aplicación de estas técnicas? Comparte tu experiencia al respecto ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.