Las vacaciones del emprendedor, ¿una utopía?

Emprendedores

Ser emprendedor es algo que ha estado en boca de muchos en los últimos tiempos de dificultades económicas y laborales, pero que creo que pocos cuentan el verdadero sacrificio que puede implicar. El verano puede ser el peor momento para el emprendedor por muchas razones, pero especialmente por una: la dedicación.

Vacaciones emprendedor

Ser emprendedor implica tener que dedicar muchas horas a trabajar para conseguir llegar a final de mes, pocos son los emprendedores afortunados que llegan de forma holgada y eso requiere mucho esfuerzo, especialmente en tiempo. Las vacaciones implican desconexión, relajación y descanso, pero un emprendedor no puede permitirse el lujo de dejar su teléfono desconectado durante 15 o 30 días. Posiblemente no puede permitirse ese lujo ni 3 días seguidos, pues todo dependerá de sí mismo y tener el teléfono desconectado para poder disfrutar unos días supone un riesgo demasiado grande.

El emprendedor no es un ente extraño. Tenemos familia y amigos y como cualquier otra persona de bien necesitamos poder disfrutar de éstos, especialmente de la familia. No obstante, debido a lo mencionado anteriormente se complica la disponibilidad para que ésto sea viable y posible. Tampoco debemos olvidar que el emprendedor, tenga o no vacaciones, sean 3 o 30 días, seguirá pagando sus impuestos y sus tasas como empresario autónomo. En España no se favorece la conciliación familiar para el autónomo y las vacaciones son realmente vacaciones pagadas, pues no parará de pagar todo lo que pague habitualmente, impuestos y tasas incluidos.

¿Cómo ser emprendedor y disfrutar de vacaciones?

Existen muchas soluciones para conseguir ser emprendedor y disfrutar de vacaciones y a continuación te voy a exponer algunas de estas que, aunque este año no las voy a aplicar, el próximo año a buen seguro lo haré para estar al 100% durante unos días con mi familia.

  1. Ante la dedicación se requiere organización.
    Es importante ser capaz de organizar el tiempo a medio o largo plazo. El corto plazo es sencillo y suele ser caótico. Solo si somos capaces de organizar nuestro tiempo a medio o largo plazo podremos organizarnos para disfrutar de unos días en familia. Sea de viaje o sea en casa, pero sin conexión que nos distraiga y que nos permita estar centrados en la familia o amigos.
  2. Colaboradores necesarios.
    Colaborar es algo básico para cualquier emprendedor todos los días del año, pero también es importante tener alguien de confianza con quien contar en caso de necesidad extrema. Recuerda que los problemas no tienen vacaciones y se pueden presentar en mitad de las tuyas. Tener un colaborador confiable es básico y recuerda que luego te puede tocar ser tú el colaborador confiable. Nada que no hagamos ya, ¿no crees?
  3. Las cuentas claras.
    Esto dependerá de cada negocio en cuestión, pero sea como sea tener las cuentas claras nos ayudará a poder disfrutar unos días en familia sin agobios económicos. Solo el buen previsor puede ser el que disfrute completamente de sus días de desconexión y de los posteriores a éstos.
  4. Comunica tus vacaciones.
    No es necesario que digas qué vas a hacer, pero anunciar a tus clientes que estarás unos días fuera de la oficina suele ser suficiente para que te dejen tranquilo salvo necesidad imperiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.