¿Cómo ser un blogger? – El primer post (VII)

Comunicación

En el artículo anterior de esta serie para poder llegar a ser un blogger te hablaba de las redes sociales y la relación de estas con tu blog para poder sacar un mayor aprovechamiento en beneficio de tu marca personal o empresarial. Hoy te voy a hablar de ese primer post, el que abre la lata de los que vendrán después y, aunque de primeras creas que es el más importante de todos, la verdad es que no lo es.

Mi primer post

Ahora ya tienes tu blog instalado y listo para trabajar con él y vas a afrontar el reto más importante de los últimos días: empezar tu propio blog. Empezar un blog no tiene nada de mágico por sí mismo, pero si te paras a pensar que esa primera publicación siempre será la primera y es la que quedará como la de apertura del blog, pues puede suponer algo de responsabilidad si lo vemos a largo plazo.

¿Qué debería escribir en mi primer artículo?

Son muchas las formas de afrontar el primer artículo y cada uno decide cual es la forma que mejor le sienta o más se identifica con uno mismo. En mi caso en mi primer artículo hice una clara declaración de intenciones, pero luego esto me ha llevado por el camino que el día a día han querido y aquí me tienes ahora mismo.

¿Cómo escribir mi primer artículo?

Escribir un post no es una tarea complicada, especialmente si lo has hecho alguna vez antes, pero requiere de una cierta organización para que todo sea más fácil. A continuación te voy a explicar los pocos pasos que yo sigo para que un artículo vea la luz:

  1. Definir la temática.
    Saber el tema que vas a tratar en tu nuevo blog es la base para poder empezar a escribir tu primer artículo y sucesivos. Por eso siempre recomiendo anotar posibles temáticas que se te puedan ocurrir a lo largo del día a modo de facilitar este primer punto cuando te vayas a poner a escribir.
  2. Definir la información.
    Si te dedicas a anotar las ideas para poder usarlas en tus artículos seguramente este punto quede definido en la misma anotación, pero en cualquier caso es importante que tengamos claros los puntos a tratar y como vamos a desarrollarlos. Es recomendable hacer un esquema gráfico que nos ayude a organizar la información.
  3. Escribir.
    Puede parecer absurdo, pero posiblemente sea lo más complicado de todo este proceso. Romper el hielo es complicado, pero necesario. Mi consejo es que escribas como se lo explicarías a alguien a quien te quieras decidir (socios, gente sin conocimientos de la temática, especialistas, etc.).
  4. ¡No publiques!, revisa.
    Muchas veces la tentación una vez escrito un post es la de publicar inmediatamente. Revisa. No tengas prisa e invierte unos minutos en revisar que todo sea correcto y no hayan faltas de ortografía, que la gramática sea correcta, etc.
  5. La imagen… imprescindible.
    Acompañar tus textos de una imagen identificativa de la temática del post es algo que siempre recomiendo poner en todos los artículos que escribas. Ayudan a lucir en tu blog y quedan muy bien cuando lo compartes en redes sociales llamando la atención y atrayendo a más visitantes.
  6. Publica y a por más.
    Ahora ya puedes darle en publicar o, si lo prefieres, en programar la publicación para que se publique en el mejor momento del día. Sea como sea y si te has hecho esa lista de la que te hablaba al principio ya puedes empezar a pensar el siguiente post en tu blog recién estrenado.

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.