5 errores a evitar al emprender

Emprendedores

¿Sabes cuál ha sido la palabra mágica en el año que dejamos atrás? Emprender. Esta palabra mágica ha encauzado miles de conversaciones, ha sido una solución contra el paro y hasta se ha puesto como remedio contra la crisis financiera y social de España.

Emprender es una palabra preciosa que puede convertirse en una realidad todavía más preciosa, o no. Emprender no es fácil, no es algo que todos podamos hacer, no es algo que se deba tomar a la ligera. Para emprender hacen falta algunas cosas que no todo el mundo tiene o almenos no todo el mundo tiene en el mismo momento.

Errores emprendedor

¿Qué necesitas para emprender?

Pasión, dedicación, experiencia, ambición, espíritu de superación y muchas otras cosas que ya he comentado en un artículo anterior titulado «Emprender«. Pero además de cuidar todo lo comentado en ese artículo deberemos tener en cuenta algo más: evitar errores básicos.

¿Cuáles son los errores que debemos evitar al empezar nuestro negocio?

  1. Descansar importa.
    Al principio no tenemos horario, no miramos si es fin de semana, festivo o laborable. Todo nos da igual porque lo único que nos importa es que el proyecto salga adelante cuanto antes. No olvides que descansar es tan importante como trabajar, así que súmalo a tu lista de tareas.
  2. Hazte valer.
    Tu eres profesional y tu negocio es lo que pretendes que te dé de comer a ti y tu familia, así que no te infravalores ni regales. Tu tiempo tiene un precio y no debes «bajarte los pantalones» por nadie. No hay cliente más bueno que el que paga, así que céntrate en tu trabajo y hazte valer.
  3. Para gustos los colores.
    La gente te va a criticar personalmente y profesionalmente, bien por desidia, por envidia o por cualquier otra razón. Lo que está claro es que pocos van a ser compasivos contigo y menos aún en las redes sociales. Asume que cada persona puede tener una opinión y saca lo bueno de cada crítica. Sí, cada crítica tiene algo positivo.
  4. Inspírate y diferénciate.
    Todos tenemos referentes en los que fijarnos para progresar, pero no te limites a imitar sus pasos, pues así siempre serás una copia de ellos. Aprende a diferenciarte e imprimir tu estilo personal en todo lo que hagas. De esa forma puede que algún día seas tu el referente de alguien.
  5. Relatividad.
    En la vida todo es relativo y tu proyecto también. Seguramente pensarás que sin tu proyecto no podrás salir adelante y morirás de inanición pero seamos realistas, tu proyecto solo es trabajo y tu vales mucho más que ese trabajo por apasionante que te resulte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.