6 razones por las que mi empresa no necesita estar en Internet

Tu empresa no necesita presencia en Internet. Eso está pensado para grandes empresas o empresas no tan grandes que con recursos disponen de un departamento de marketing y comunicación y que se preocupan por mejorar constantemente con el objetivo de conseguir crecer. Pero no, tu empresa está en otra liga.

En las últimas semanas he contactado con varios empresarios con la finalidad de ofrecerles la posiblidad de realizarles un plan de comunicación y prepararles una página web en condiciones que les permita conseguir los objetivos pre-establecidos por los cuales ahora mismo no hacen absolutamente nada. Estas empresas, PYMEs y autónomos, viven al día y entienden su negocio como una razón lógica sin que vean posibilidad alguna de interferir para que su funcionamiento sea más eficiente.

¿Por qué tu empresa no necesita estar en Internet?

Según las personas que me han justificado el porqué no están en Internet con esta frase las razones son muy claras… vamos a verlas:

  1. Todo el mundo nos conoce.
    Son muchas las empresas locales que son conocidas por toda la comunidad o localidad o barrio, pero ¿estás seguro de que todo el mundo te conoce?. Muchos saben de la existencia de la Ferretería X o Mercería Y, pero realmente muchísimos más no conocen ni los dueños de la empresa, ni los productos o servicios que vendes en tu negocio e incluso en ocasiones ni el sector al que pertenece tu negocio. Sal de tu caja de cartón y mira el mundo. Ahí afuera hay miles de clientes potenciales que, incluso en tu propia zona de acción, no te conocen y que podrían convertirse en clientes reales en un período de tiempo corto-medio. No importa tu sector.
  2. Eso es tirar el dinero.
    Esta frase referido a la virtud de disponer de una página web es, en muchas ocasiones, una realidad. Pero solo es realidad cuando quien te ha creado la página web no tiene ni idea de marketing, comunicación y menos todavía del mundo empresarial. Tu web es un escaparate donde los límites los pones tú mismo y como tal debes aprender a comunicarte a través de ella, a usarla para interactuar con tus clientes y, sobre todo, para usarla como una de sus primeras y principales funciones: ser el escaparate que tu negocio necesita disponible siempre y desde cualquier lugar. Lógicamente luego tendríamos que entrar en profundidad en el tema de ¿cómo es tu web?, pero en este post no lo tocaré.
  3. Ya me anuncio en libros de fiestas o similares.
    Muy bien, haces algo que muchos siguen sin hacer: promocionar tu negocio. Me gustaría ver tus anuncios en la prensa escrita o libros de fiestas locales porque estoy seguro de que son un chorreo de palabras, servicios y todo entremezclado y sin que el lector llegue a interesarle lo más mínimo. Una correcta estrategia es disponer de una página web con toda la información bien organizada y accesible y luego cualquier anuncio que crees para cualquier medio debe ser una llamada a la acción basada exclusivamente en lo que desees conseguir del lector en cada momento, pero no un CV de tu negocio.
  4. Ya tengo mi página web.
    Correcto. Lo sé porque me he preocupado de buscarlo antes de contactarte, pero ¿Estás seguro que tu página web cumple con las funciones mínimas necesarias o simplemente que es lo que necesitas?. Ya te digo que no. En muchas ocasiones las páginas web están anticuadas, con mensajes caducados o simplemente necesitas una modernización y puesta a punto inminente para adaptarse a tus nuevas necesidades y objetivos.
  5. Un amigo me la está haciendo… gratis.
    ¡Peligro! ¡Peligro! Nadie trabaja gratis si realmente es profesional. ¿Dejarías tu coche en manos de un amigo aficionado a la mecánica? ¿Permitirías que te defendiera en un caso un amigo aficionado a temas legales? Es habitual que las empresas de diseño web seamos tomadas como empresas de juguete, pero es solo un error por parte de los clientes que desconocen realmente lo que implica. Si realmente quieres que tu página web, además de ser moderna y adecuada, sirva para lo que debe servirte plantéate pagar por ello. A veces Siempre lo barato sale caro.
  6. ¿Las redes sociales? Las llevo yo que tengo Facebook
    Otro caso flagrante de desconocimiento e imprudencia empresarial. No quieras llevar tus redes sociales si no tienes ni idea de redes sociales. No consiste en disponer de una cuenta en Facebook que hasta mi abuela se puede abrir una, si no en establecer una estrategia de comunicación que permita aprovechar las redes sociales para que tu negocio prospere y obtenga beneficio de esa presencia. Los Community Manager son una nueva profesión que también es tomada como profesión de juguete. Cabe destacar que en esto del Social Media el problema deriva de la facilidad para autodenominarse Community Manager por cualquiera con cuenta en Facebook u otras redes sociales.

Este listado podría ser mucho más extenso porque la imaginación de la gente puede ser ilimitada, pero estas seis razones son posiblemente las más repetidas y las más erróneas que he escuchado. Y tú, ¿has oído cosas similares? ¿o eres uno de esos clientes que han soltado afirmaciones similares?

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.