Consigue el éxito

Emprendedores

Son muchos los manuales, libros e incluso novelas que intentan ilustrarnos con el arte de la literatura las necesidades y capacidades para conseguir que un negocio prospere adecuadamente. Desde Tsun Zu con «el arte de la guerra» hasta la más reciente actualidad siempre han existido publicaciones que nos guían y dirigen al tiempo que nos intentan convencer de la necesidad de seguir los pasos de los otros para conseguir el ansiado éxito.

Antes de seguir quiero dejar claro que cuando digo «éxito» me refiero a la consecución de objetivos que nos permitan progresar y mejorar nuestra situación laboral o económica principalmente. Bien es cierto que en mi caso el éxito es algo más que eso, pero eso te lo cuento luego.

¿Qué debo tener en cuenta si quiero conseguir el éxito?

Aquí podría darte muchos consejos para conseguirlo y para evitar perderlo mientras lo buscas, pero lo cierto es que lo más obvio siempre es lo que pasamos por alto, así que te detallaré puntos obvios que seguro que no has tenido en cuenta o que ya no están en tu punto de mira.

1. CONÓCETE

Es importante saber quien eres más allá de conocer cómo te llamas o donde vives. Conocerte a ti mismo te permitirá analizarte de forma objetiva consiguiendo conocer esas cosas que te hacen fuerte y débil con el fin de potenciar las adecuadas para que tu éxito esté cada vez más cerca.

Toda persona en el mundo sabe hacer algo bien o muy bien, pues debes detectar esa o esas cosas para poderlas potenciar. Tal vez empezar por un DAFO sobre ti mismo te sirva para abrir la lata.

2. MEJÓRATE

Cuando sabes en qué eres bueno o mejor es muy fácil seguir mejorando. Solo tienes que potenciar esa faceta y conseguir mejorar tu conocimientos, posibilidades o cualquiera que sea esa faceta a mejorar. Mejorar siempre es positivo, pero tampoco te obsesiones.

3. DECIDE

Debes ser consciente de que la vida es un cúmulo de decisiones que te llevarán, al tiempo que las vas tomando, por uno u otro camino. Es importante tener claro qué hay que decidir y siempre hacerlo de la mejor forma posible y asumiendo las consecuencias. No vale de nada lamentarse de lo pasado porque ya no volverá, así que hay que mirar adelante.

Si los dos primeros puntos los has acometido ya seguro que tendrás claro el rumbo que deseas tomar en tu vida, así que céntrate y toma las decisiones en función de ese objetivo marcado.

4. OPTIMIZA TU TIEMPO

Todos tenemos problemas, pero salvo la muerte todo tiene solución. Hay que ser positivos, pero sobre todo hay que ser prácticos. No sirve de nada bueno perder una mañana lamentándote de un problema que no has podido evitar. Es preferible asumirlo y pensar en posibles soluciones, alternativas o pasos a seguir. Establece tu hoja de ruta y no dejes que los demás la modifiquen sin tu consentimiento.

También te recomiendo eliminar de tu vida todo lo negativo que pueda afectar a tu estado de ánimo o a tu día a día. Debes eliminar los hábitos no saludables para sentirte mejor, debes eliminar a esas personas tóxicas que solo te generan problemas o pérdida de tiempo, no debes perder la energía por causas ajenas a ti mismo que vengan impuestas por otros. O almenos debes minimizarlo al máximo.

5. ACTUALIZA TUS METAS

La meta inicial que te marques será una muy concreta, pero la vida a lo largo de las decisiones que irás tomando para alcanzar esa meta te puede hacer variar las propias metas en función de tus intereses o necesidades de cada momento. En ese caso es importante revisar las metas con cierta regularidad y adaptarlas a nuestras preferencias y situación.

También es importante que seamos realistas. No te hagas castillos en el aire ni hagas el cuento de la lechera. Con los pies en la tierra seguro que pisas firme.

6. INSISTE, PERSISTE

Siempre mejorable, siempre mejorando. Esta frase es una de mis favoritas porque aunque todo siempre se puede mejorar lo importante es no parar de hacerlo. En tu vida profesional pasa lo mismo y conseguir el éxito no es fácil. En realidad es muy duro y complicado así que toma en cuenta que ese camino a recorrer puede que te cueste la vida o, en otras palabras, que te pases la vida buscándolo.

 

Sea como fuere, para mi el éxito es mucho más que un buen sueldo, una buena posición o una buena preparación. A medida que vas avanzando en la vida te sorprenden las cosas con las que no contabas y que pasan a ser la prioridad número 1, 2 y 3 por delante de tus metas, objetivos, ambiciones, deseos o anhelos. Seamos realistas y vivamos con felicidad. ¿No te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.