La crisis del COVID19 (II)

En el anterior artículo (puedes leerlo aquí) te comenté algunas teorías más o menos creíbles pero sin saber cuál podría ser la más creíble verdaderamente acerca del origen del virus que nos trae de cabeza.

En esta publicación voy a centrarme en el COVID19 en España, siempre desde mi modesto punto de vista, claro.

Las decisiones políticas

Desde el primer momento he querido creer que los responsables políticos disponen de mucha más información que la mayoría de la población y con el apoyo y consejo de los mejores epidemiólogos por lo que las decisiones tomadas creo que deben haber sido las más correctas en cada contexto temporal.

Lógicamente, a toro pasado todos somos epidemiólogos, especialistas en crisis o entrenadores de la selección nacional de futbol. Así somos en España, pero lo cierto es que a toro pasado siempre acierto los números de la lotería pero sigue sin tocarme. Es demasiado fácil criticar y aprovechar los errores de otro, especialmente cuando por dejadez, incompetencia o imposibilidad nosotros no hacemos nada para poder errar.

En este sentido podemos encontrar múltiples afirmaciones en Internet de valientes que a toro pasado saben todo lo que iba a pasar, pero que como no dirigen un país, pues para qué aportar su granito de arena si ahora es más fácil criticar.

A mi juicio todo es desproporcionado e inoportuno porque las decisiones las toman los dirigentes aunque pudieran equivocarse (no creo que a propósito, claro) y porque en momentos de crisis la unión hace la fuerza. De hecho, el presidente Pedro Sánchez pidió en su discurso UNIDAD para hacer frente al coronavirus.

Por supuesto que han existido decisiones que hubieran cambiado el trascurso y evolución del COVID19 de haber sido diferentes pero insisto en que ahora es muy fácil verlas. Es como cuando sales de un examen y consultas los apuntes… sabes qué has hecho mal y te parece obvio. Pues con esto es exactamente lo mismo en mi modesta opinión.

Actitud de los ciudadanos

¿Qué te parece el comportamiento de los españoles ante la crisis del coronavirus? A mi me parece avengorzante por como se ha desarrollado en general.

Es cierto que en la fase inicial yo también pensaba que el COVID19 era una simple gripe como afirmó en televisión el periodista Lorenzo Milá. También es cierto que me indignó el programa de Cuarto Milenio (sí, el de Iker Jiménez) donde se analizaba por parte de profesionales de distintos ramos acerca de la gravedad de la crisis. No lo vi en ese momento.

En mi modesta opinión la ciudadanía española no ha estado a la altura. Los españoles y españolas no nos hemos tomado en serio las indicaciones del Gobierno y hemos hecho barbaridades en los supermercados que solo pueden haber provocado más contagios. Supermercados atiborrados de gente enloquecida en busca de ¿papel de wáter? y con la única obsesión de llenar los carros de la compra como si no hubiera un mañana pese a que hasta Juan Roig, presidente de Mercadona, mandaba un mensaje de tranquilidad negando el desabastecimiento de sus supermercados.

Tras ese primer día negro, donde todo el mundo enloqueció poniendo en peligro su propia salud, la de su familia familia y hasta la de la Sociedad al no guardar la distancia de seguridad recomendad y con la única finalidad de acaparar productos para enfrentarse al Apocalipsis del coronavirus, muchas personas se han tomado las indicaciones como una broma.

Ayer, lunes 17 de marzo, la gente todavía abarrotaba las estaciones de trenes de Cercanías y algunos supermercados continuando ese afán de acumular productos para hacer frente a lo que venga sin pensar en nadie más y haciendo un alarde de egoísmo total. A mi juicio si esto es el fin del mundo no vamos a llegar a ver el final salgo cuatro desgraciados que han sido capaces de convertir su hogar en un almacén de una gran superficie.

Cambio de paradigma

Puede que todavía no todo el mundo sea consciente del cambio de paradigma que va a suponer esta crisis sanitaria, pero esta crisis provocará una gran crisis económica y otra crisis social.

La crisis económica ya ha empezado con la paralización de la gran mayoría de la actividad comercial a lo largo y ancho de nuestro país lo que ha provocado que el Gobierno tome varias medidas para intentar paliar esta situación tan complicada o poder hacer frente a una situación complicada que se verá afectada a nivel social y económico por la frenada en seco de la economía nacional.

Estas medidas van a intentar mejorar el trance hacia la recuperación sanitaria intentando evitar entrar en una crisis irreversible y con la esperanza de una futura recuperación nacional y mundial, pero no va a ser fácil. Especialmente si no entendemos ese cambio de paradigma. ¿Tú lo has entendido o sigues despistad@?

Mi idea de como arreglar el embrollo

Mientras la situación esté tan complicada con la alerta sanitaria activa por el COVID19 va a ser complicado que los ciudadanos podamos aportar algo más que nuestra auto reclusión en nuestros domicilio, pero… ¿qué harías tu para mejorar la situación una vez pase la alerta coronavirus?

Yo lo tengo claro. O eso creo.

El cambio de paradigma va a provocar que para salir del profundo hoyo debamos apoyarnos en nuestro entorno y ayudarnos unos a otros para resurgir con fuerza y firmeza. Es por eso que creo que deberemos potenciar el comercio de proximidad comprando productos y servicios en nuestra localidad o barrio para que ese vecino tenga un resurgir más efervescente y si todos hacemos lo mismo conseguiremos que los empresarios tengan beneficios que puedan re-invertir en la propia sociedad local y contratando a otros ciudadanos generando de esa forma una economía local fuerte y que crezca con firmeza generando riqueza y bienestar en el propio entorno.

Para poder realizar esta estrategia que planteo se debe renunciar a algunas ideas preconcebidas del anterior pradigma:

  1. Olvidar el ahorro. Si todos gastamos todo entre los servicios y productos que todos gestionamos la riqueza no parará de crecer ya que el sistema capitalista va a ser imposible de eliminar.
  2. Olvidar los precios bajos. Las estrategias de precios bajos no son compatibles con este nuevo paradigma que planteo ya que tu vecino puede tener sus productos ligeramente más caros que la multinacional de turno, pero sabes que ese gasto en realidad es una inversión y te retornará en forma de más clientes o más pedidos.
  3. De dentro hacia fuera. Antes de buscar en el comercio mayoritario o franquicia buscarás en tu zona pero para eso deberá suceder el cuarto cambio que propongo.
  4. Digitalización total. Todos los negocios deberán digitalizarse. La venta online local debe considerarse imprescindible para una sociedad que planteo más digitalizada y donde el teletrabajo sea una realidad palpable en todos aquellos oficios que lo permitan.
  5. Conciliación familiar. Tu familia es lo más importante para ti. Piensa ahora mismo en lo que estás dispuesto a hacer por ella. Así que deberemos tener en cuenta que los puestos de trabajo, las guarderías y los trayectos al trabajo deben ser cercanos y próximos y con este nuevo paradigma es totalmente posible.
  6. Implicación política real. Los políticos, sea cual sea su nivel (local, autonómico o nacional), deberán empezar a pensar en la sociedad y dejar de usar la política por beneficio propio. Ellos son un instrumento necesario para que todos los cambios puedan llevarse a cabo, pero deben combinarse con la acción ciudadana.

Es posible que mis ideas o pensamientos sean utopías, puede que sean ideas erróneas, pero cabe una posibilidad en que todos deseemos un cambio que favorezca a nuestra sociedad y nuestro entorno y una situación tan drástica como la que estamos viviendo puede suponer una oportunidad que no podemos dejar pasar.

¿Qué opinas tú sobre cómo deberían cambiar las cosas o si deberían seguir como hasta ahora? Deja tu comentario y comparte con todos tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú